Inicio Mujeres Hélène de Montgeroult, la pianista que esquivó la guillotina.

Hélène de Montgeroult, la pianista que esquivó la guillotina.

Hélène de Montgeroult fue una compositora y pianista francesa del periodo clásico. Contemporánea a Mozart, Beethoven y Hayden, le tocó vivir tiempos convulsos durante la revolución francesa que la acercaron a la guillotina. Sin embargo, puedo superar este hecho traumático y convertirse en la primera profesora de piano del Conservatorio de París.

Hélène de Montgeroult nació en Lyon en 1764, en el seno de una familia noble. Desde muy joven recibió una buena educación musical, primero de la mano de Nicolás Hüllmandel y más tarde con Dussek y, probablemente, con Clementi.

En 1784 se casa con el Marqués André Marie Gautier de Montgeroult, lo que le hubiera asegurado una vida muy cómoda, sino se hubiera cruzado con la Revolución Francesa y por ese periodo de represión conocido como «El terror». En 1793, en plena agitación política, los austriacos toman prisionero a su marido y lo asesinan. Hélène también fue apresada por los austriacos y, curiosamente, cuando estos fueron derrotados, fue detenida por la facción contraria.

El Tribunal Revolucionario la detuvo y condenó a la guillotina por su ascendencia noble. Sin embargo, en el tribunal, ocurrió el milagro. El fundador del Conservatorio Nacional Superior de Música, Bernard Sarette insistió en que habilidades de enseñanza y ejecución de Hélène eran esenciales para el Instituto Nacional de Música. Se llevó un clavecín al tribunal para que Hélène demostrase sus habilidades. Se dice que interpretó La Marsellesa con tanto sentimiento que todos los presentes se unieron a cantarla, encabezados por el presidente del tribunal. Esto le salvó la vida.

El milagro del tribunal, sumado a su renuncia a su estatus como noble, le permitió seguir publicando sus obras y continuar como docente.

El Conservatorio Nacional Superior de Música de París fue uno de los proyectos culturales más ambiciosos de la Revolución Francesa. Su idea era tener un edificio donde enseñar música y llevarla a su máximo nivel.

Tras dos años en Alemania, Hélène volvió a París para convertirse en la primera mujer docente del Conservatorio, donde llegaría a tener uno de los rangos más altos. Fue una figura clave en la transición del clavecín y el auge del piano.

En 1798, renunció a su puesto por problemas de salud. Sin embargo, no dejó de todo la docencia ni la composición. A partir de 1800 publicaría la inmensa mayoría de su colección de sonatas y, en 1816, su Curso completo para la enseñanza del Forté Piano.

Agus Rodríguez
Creador de contenidos online y experto en marketing digital y RRSS. Cofundador de Maldito Piano. Amante del deporte y la buena comida. La música me ayuda a viajar cuando mi presupuesto no me lo permite.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

- Advertisment -

ENTRADAS POPULARES