InicioHistorias de la música10 piezas clásicas de temática navideña

10 piezas clásicas de temática navideña

Metidos de lleno en la Navidad como estamos, hay una cosa de la que cuesta mucho escapar: los villancicos a todas horas. La música es un elemento clave para remarcar el espíritu navideño y así ha sido desde hace cientos de años. Para muestra, este pequeño repaso por 10 piezas clásicas de distintas épocas con temática navideña que os invitamos a escuchar en estas fiestas.

El cascanueces, de Tchaikovsky

El cascanueces es, sin duda, la obra clásica navideña por antonomasia. Todas las navidades se representa este ballets en cientos de ciudades y se incluyen sus piezas más características en conciertos clásicos.

La obra se basa en un cuento de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann llamado El Cascanueces y el rey de los ratones. La obra de Tchaikovsky ha tenido tanto calado en nuestra cultura que muchos de sus personajes como el Cascanueces con forma de soldadito de madera o la galleta de jengibre, se han convertido en iconos de la Navidad.

Suite La noche de Navidad, de Rimski-Kórsakov

También conocida como La víspera de Navidad o La Nochebuena. Rimsky-Kórsakov escribió una ópera con este nombre, basándose en un cuento corto de mismo nombre de Nikolái Gógol. Tuvo tanto éxito que el propio autor seleccionó los números más significativos y compuso la suite orquestal a la que nos referimos.

Al escuchar esta suite reconoceremos muchos elementos que identificamos como navideños, pero también otros que se nos escapan. Es lógico, si tenemos en cuenta la historia que representa. Es Nochebuena y Vakula (el protagonista) atrapa al diablo y lo monta de espaldas para conseguir el regalo perfecto para su novia: un par de zapatillas de Tsaritsa. Es cierto que el argumento es bastante diferente a nuestras historias navideñas, pero el viaje musical al que nos lleva es increíble.

Oratorio de Navidad, de Saint-Saëns

Se trata de una obra orquestada para solistas, coro, cuerda y arpa, que Saint-Saëns compuso en tal solo 15 días, para poder estrenarla el día de Navidad de 1858. Escribió esta obra mientras era organista de la iglesia de La Madeleine. La partitura vocal la escribiría más tarde su colega organista Eugène Gigout.

La obra narra diferentes textos de liturgias eclesiásticas tradicionales que tratan la Navidad.

Suite del árbol de Navidad, de Liszt

Liszt triunfó muy joven en la música y llevó una vida de estrella de rock (o lo más parecido a una estrella de rock que podía haber en su época). Sin embargo, en los últimos años de su vida se unió a la Tercera Orden de San Francisco y tomó varias órdenes menores dentro de la iglesia católica.

En 1881 escribió esta Suite del árbol de Navidad para su nieta Daniela, que nació el 24 de diciembre. La pieza se basa en varios villancicos tradicionales.

 Vingt Regards sur l’Enfant Jésus, de Messiaen

Messiaen fue una persona profundamente cristiana e interesado en representar lo que el llamaba «los aspectos maravillosos de la fé», así que no es de extrañar que tenga sus obras en torno a la Navidad.

A pesar de su temática navideña, esta obra se aleja bastante de los sonidos amables típicas de las obras navideñas. Puedes encontrar la obra completa en Youtube, pero hemos preferido compartir este único movimiento en el que Yvonne Loriod, esposa de Messiaen, lo reproduce para su marido.

Ceremony of carols, de Britten

Benjamin Britten compuso esta obra para coro y arpa en 1942, mientras atravesaba el Océano Atlántico en barco para regresar a Inglaterra.

Inicialmente, concibió esta obra como una serie de canciones no relacionadas pero, más tarde, las unificó en una sola pieza para canto procesional en 11 movimientos.

El Mesías, de Händel

El Mesías es una de las obras clásicas que más se asocian a la Navidad, por razones obvias en el título y por lo mucho que se representa en estas fechas. Sin embargo, solo su primera parte es de temática navideña, pues es donde se narra el nacimiento de Cristo. La segunda parte narra la pasión, muerte y resurrección de Jesús, mientras que la tercera nos habla del Día del Juicio Final y de la aclamación del Mesías.

Händel compuso este oratorio, que se estrenó en Dublín en 1742, en apenas 3 semanas, basándose en un texto bíblico recopilado por Charles Jennens.

Paseo en trineo, de Mozart

Mozart compuso sus Tres danzas alemanas K 605 en 1791. La última de estas tres danzas era su Paseo en Trineo. Se cree que se trataba de un encargo de música de baile para la corte imperial de Viena.

No se trata tanto de una obra de Navidad como de una obra para el invierno. Sin embargo, el uso de los cascabeles del trineo como instrumento se ha convertido en un recurso que todos relacionamos con estas festividades.

Messe de Minuit pour Noel, de Charpentier

Marc-Antoine Charpentier fue un prolífico compositor del barroco francés, del que probablemente conocerás su Te Deum, que se utiliza como sintonía de Eurovisión.

Escribió mucha música religiosa, entre ellos este oratorio creado para la Misa del Gallo a partir de varios villancicos populares.

Diciembre Navidad, de Tchaikovsky

Acabamos esta lista con el mismo autor con el que empezamos. Tchaikovsky creo un conjunto de piezas para piano en el que cada pieza representa un mes del año.

Tchaikovsky escribió estas piezas para una revista. Los suscriptores recibían una nueva pieza cada mes con su revista. Para diciembre, escribió uno de sus valses y lo subtituló Navidad. La revista acompañó esta pieza con los siguientes versos del poeta Vasily Zhukovsky.

Érase una noche de Navidad las chicas estaban adivinando el futuro: se
quitaban las zapatillas y las arrojaban por la puerta.

Agus Rodríguez
Creador de contenidos online y experto en marketing digital y RRSS. Cofundador de Maldito Piano. Amante del deporte y la buena comida. La música me ayuda a viajar cuando mi presupuesto no me lo permite.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

ENTRADAS POPULARES