fbpx
Inicio Historias de la música 5 curiosidades sobre Beethoven que quizás no sabías

5 curiosidades sobre Beethoven que quizás no sabías

Más allá de ser uno de los grandes maestros de la música, Beethoven es una personalidad cautivadora. Mucho se ha escrito sobre su fuerte temperamento, su comportamiento estrafalario y su vida dura y llena de soledad.

Nunca es fácil acercarse de forma 100% verídica a la personalidad de alguien que vivió hace tantos años. Y menos cuando leyenda y realidad empiezan a difuminarse. Hace un tiempo, tratamos de acercaros la figura de Beethoven con 13 frases dichas por él mismo. Hoy intentaremos hacerlo a través de 5 curiosidades sobre su vida.

Beethoven se creía mejor que los demás, incluso que la aristocracia.

Está claro que como compositor y como músico, Beethoven era un ser superior, pero eso no te hace mejor o peor persona. Sin embargo, esto no es lo que pensaba Beethoven, que se creía por encima de sus coetáneos.

No solo se veía como alguien superior a plebeyos o trabajadores, también miraba por encima del hombro a condes, duques e incluso príncipes.

Suya es la frase » Usted es príncipe por azar, por nacimiento, pero yo soy por mí mismo. Por eso, hay miles de príncipes y los habrá, pero Beethoven solo hay uno. «. Ni que decir tiene que esta actitud no despertaba simpatías, precisamente y fue una de las principales causas de sus problemas con el resto de la gente.

Su vida estuvo llena de amores no correspondidos.

La vida de Beethoven está llena de desengaños amorosos, en parte por su extraño carácter, en parte porque siempre apuntaba muy arriba en lo que a clases sociales se refiere.

El joven Beethoven comenzó a trabajar como profesor de piano muy joven, en Viena. A sus clases acudían gran número de jóvenes de la alta sociedad. La pasión propia de su juventud y sus delirios de grandeza hacían que se enamorase de estas jóvenes aristocráticas y no viese ningún tipo de problema por las diferencias sociales. Por supuesto, las jóvenes de la época sí apreciaban estas diferencias y no veían en Beethoven más que un plebeyo.

Entre sus amores no correspondidos se encontraba la condesa Julie Guicciardi, joven estudiante que prefirió casarse con otro conde. Lo mismo pasó cuando se enamoró de la prima de Julie, Josephine Brunswick, que tampoco le hizo caso.

Su gran amor fue Antonie Brentano, mecenas, filántropa y amiga ínitma de Beethoven. Sin embargo, fue un amor no correspondido, ya que Antonie estaba casada.

Desgraciadamente para él, Beethoven murió soltero y solo.

Pensaba que era más joven de lo que era.

Durante muchos años, Beethoven pensó que había nacido en 1772, cuando nació en 1770. El responsable de esta confusión era su padre, que durante toda la infancia de Beethoven no paró de repetir esta mentira.

El padre de Beethoven era el responsable de su aprendizaje al piano y contaba esto para que pareciese un niño prodigio, más de lo que ya era.

Se dice que decía esto para poder comparar a su hijo con Mozart, el niño prodigio más famoso de la historia de la música.

Su muerte es un misterio.

Beethoven murió el 26 de marzo de 1827. Desde diciembre del año anterior su vida fue un tormento, con grandes dolores de estómagos, problemas de respiración y largas temporadas en cama. Él mismo pidió que se le hiciera la autopsia después de su muerte. Creía que ningún ser humano debería de sufrir tanto.

La autopsia corrió a cargo del patólogo Karl von Robitansky y el doctor Johann Wagner. Los resultados arrojaron que su hígado estaba muy deteriorado y que esto provocó su muerte.

Desde entonces, los doctores no se ponen de acuerdo con las causas del deterioro de su hígado. Principalmente se manejan 3 causas:

  • Hepatitis: La hepatitis tipo B y C pueden provocar cirrosis, pero se contagia por contacto con fluidos contaminados y no era muy común en la época de Beethoven. Más común era la hepatitis A, pero esta no provoca cirrosis, por lo que es una teoría que a menudo se rechaza.
  • Alcoholismo: Sabemos por su correspondencia que Beethoven era un gran aficionado al alcohol, sobre todo al vino, que bebió hasta el final de sus días. Se sabe que empezó a consumir grandes cantidades de alcohol desde muy joven y en su familia había antecedentes de muerte por alcoholismo, así que es una teoría factible.
  • Intoxicación por plomo: Hace unos años, unos médicos analizaron los restos de Beethoven y concluyeron que en su hígado había grandes cantidades de plomo. Pudieron ser varias las causas que provocaron esta intoxicación: por pasar años bebiendo vino en copas de plomo, por consumir agua con plomo en centros termales, por consumir vino falseado (se usaba el plomo como aditivo para dar sabor) o intoxicado por su médico que practicaba punciones en su estómago para retirar excesos de fluidos y cubría las heridas con una cataplasma con plomo.

Su curiosa manera de encontrar la inspiración

No está confirmado del todo que esto que se dice de Beethoven sea cierto, pero algunos contemporáneos suyos sí lo afirmaban. Parece ser que el maestro hundía su cabeza en un balde de agua helada antes de empezar a componer. Pensaba que de esta manera su genio funcionaría mejor. Se dice que también lo hacía antes de acostarse, para soñar con música nueva.

Dejaremos al gusto de cada uno creerse esta anécdota o no. En cualquier caso, la personalidad de Beethoven sigue siendo una figura atractiva que dará que hablar durante muchos años.

Agus Rodríguez
Creador de contenidos online y experto en marketing digital y RRSS. Cofundador de Maldito Piano. Amante del deporte y la buena comida. La música me ayuda a viajar cuando mi presupuesto no me lo permite.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

- Advertisment -

ENTRADAS POPULARES

24 Premio Infantil de Santa Cecilia – Premio Hazen.

El 1 de noviembre de 2020 termina el plazo de inscripción para poder participar en uno de los concursos de piano españoles...

Análisis de la utilidad de los estudios y ejercicios técnicos en el aprendizaje pianístico.

Recientemente publicamos un artículo explicando nuestro método de estudio para piano. Para progresar como pianistas es necesario seguir una rutina de estudio...

Arabescos: Estudio Op. 100 nº 2 de Burgmüller.

Hoy te traemos uno de los estudios para piano más famosos de la historia. Los Arabescos, de Franz Burgmüller (Estudio Op. 100...

América para todos: el 1º concurso latinoamericano de piano

Debido a la epidemia del Covid-19, hemos tenido que cambiar los escenarios por las pantallas y lo presencial por lo online. En...