13 frases de Beethoven que lo definen

En Maldito Piano estamos convencidos que no hay nada mejor que lo que uno dice para poder definirlo. Ya intentamos entender a Mozart a través de sus frases y, esta vez, haremos lo mismo con Beethoven.

Hay muchos libros sobre Beethoven que nos enseñan cómo interpretar sus sonatas para piano, cómo afrontar sus conciertos, o que nos explican su vida… pero también hay otros muchos de carácter biográfico con multitud de escritos de la época. A través de ellos sabemos que era una persona bastante excéntrica y temperamental, pero dejemos que él mismo se defina, a través de sus frases.

1 – Rossini habría sido un gran compositor si su profesor de música le hubiese dado unos buenos azotes en el trasero.

2 – Usted es príncipe por azar, por nacimiento, pero yo soy por mí mismo. Por eso, hay miles de príncipes y los habrá, pero Beethoven solo hay uno.

3 – ¿Con quién debo temer medir mi fuerza?

4 – Con hombres que no creen en mí, no puedo ni quiero asociarme.

5 – La arquitectura es una música de piedras y la música es una arquitectura de sonidos.

6 – La música debe hacer brotar sangre en el corazón del hombre y lágrimas en los ojos de la mujer.

7 – No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo porque no puedes pedirle discreción si tú mismo no la has tenido.

8 – Consideremos a las dificultades peldaños para una vida mejor.

9 – Hay momentos en los que me parece que el lenguaje no sirve, todavía, absolutamente para nada.

10 – La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía.

11 – Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo.

12 – El genio se compone de un 2% de talento y un 98% de perseverancia y aplicación.

13 – Tocar una nota equivocada es insignificante, tocar sin pasión es imperdonable.

La mayoría de estas frases han sido sacadas de los cuadernos de conversación de Beethoven. Quizás, la mejor fuente que podamos tener sobre este pianista y compositor, ya que están escritos por él mismo. Fueron su medio para comunicarse con el mundo cuando la sordera se volvió irremediable. Apuntaba todo lo que quería decir, así como también conversaciones enteras con muchas personas, ya fuesen pianistas, críticos musicales, o incluso su panadero. De ahí viene precisamente el valor de estos 3 libritos. Por desgracia, vuelven a estar agotados en casi todas las tiendas tanto físicas como online.

Deja tu comentario