InicioActualidadArte, toros y el piano de Lili Kraus

Arte, toros y el piano de Lili Kraus

Michael Te Rakato Parekowhai es un profesor de universidad y galardonado escultor de Nueva Zelanda. Una de sus creaciones más famosas e increíbles le llevó a representar a Nueva Zelanda en la Bienal de Venecia de 2011 entre otros prestigiosos premios. Una obra que utiliza pianos como base.

Su obra First Looking into Chapman’s Homer consta de tres cuerpos, un piano rojo central y otros dos pianos de cola sobre los que reposan dos enormes toros de bronce. Aunque los 3 cuerpos forman una obra en su conjunto, a veces se exponen en espacios diferentes. De hecho, uno de los pianos con su correspondiente toro fue adquirido por la Galería de Arte de Nueva Zelanda.

Pieza adquirida por la Galería de Arte.

En el atril del piano es donde nos encontramos con el título de esta escultura musical: Korero Purakau mo Te Awanui o Te Motu. Significa Historia de un río de Nueva Zelanda. El artista necesitó 10 años en realizarla. Fue la sexta escultura en la que utilizó un piano como base. Los 3 pianos son perfectamente funcionales, prueba de ello es que en las galerías o museos en los que se exponen, los pianos están abiertos y perfectamente afinados para que el público que lo desee pueda tocarlos. Según el propio artista, su obra solo tiene sentido y está completa cuando alguien los hace sonar porque solo el sonido es capaz de llenar toda la sala.

Como dato curioso deberías saber que el título Historia de un río de Nueva Zelanda, hace alusión a una novela neozelandesa de la década de 1920, que a su vez inspiró la famosa película de Jane Campion, El piano (1993).

El piano original sobre el que se hizo esta llamativa escultura es un Steinway Model D de 1920. Se trata de un piano muy especial ya que dentro del piano hay una inscripción muy especial escrita a lápiz de su antigua dueña, Lili Kraus: «Queridos amigos, que este hermoso instrumento les traiga felicidad e inspiración. Con todo mi amor, Lili Kraus, Londres, Navidad de 1959”.

Como sabrás, Lili Kraus fue una brillante pianista húngara que pasó parte de su vida presa en un campo de prisioneros de guerra japonés. Tras la Segunda Guerra Mundial fue liberada y se mudó a Nueva Zelanda con este piano, aunque su destino final fueron los Estados Unidos.

Parekowhai adquirió este piano en 2002 y contactó con el célebre restaurador de pianos David Jenkin, para ver si había posibilidades de arreglar sus desperfectos. Una vez restaurado, el artista quiso dar un paso más y algo muy especial que representase la cultura y la tradición neozelandesa, sin llegar a romper del todo con las raíces y la tradición de ese antiguo piano.

Por este motivo, la tapa del piano sigue con la tradición “art case”, por la que se hacía algo elaborado y especial en las tapas (tallas o magníficas pinturas). En este caso, las tallas de la tapa llegan a perforarla delicadamente.

Para las tallas y adornos maoríes que rodean toda la caja del piano fue necesario hacer incrustaciones y añadidos de madera. Con ellas pretendió hacer una reflexión sobre la colonización europea y darle una vuelta al apropiarse las tallas con simbología autóctona de un piano europeo.

Cris Rodriguez
Pianista profesional y profesora de conservatorio. Cofundadora de Maldito Piano. Cuando mi trabajo me dá tregua, me escapo a tocar por el mundo adelante para participar en proyectos alucinantes como el Jordan Rudess KeyFest o Rockin'1000. No sé vivir sin música,así que el tiempo que me queda se lo dedico a estos tutoriales.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

- Advertisment -

ENTRADAS POPULARES