keytar

Razones por las que elegir un Keytar

Los keytar siempre han sido una opción polémica entre los teclistas. Para muchos músicos es una opción tabú ya que dista mucho de los pianos y teclados tradicionales. Sin embargo, otros músicos lo ven como una gran opción que les ofrece libertad en los escenarios.

Tras su invención a finales de los 70, los keytar vivieron su época dorada en los años 80, coincidiendo con la creación del MIDI. Esto permitió crear keytar ligeros y con diferentes diseños que podían conectarse a cualquier controlador MIDI.

Esta revolución MIDI coincidió con el nacimiento de la MTV y el boom de los vídeos musicales. Durante todos estos años, la estética hortera y las poses poblaron los vídeos musicales. Y no faltaba un grupo hortera sin un teclista con un keytar, lo que contribuyó a restarle credibilidad al instrumento.
Sin embargo, muchos grandes de las teclas se atrevieron (y se atreven) a utilizarlos: Herbie Hancock, Chick Corea…

Tras un bajón en los noventa y la primera década del 2.000, a día de hoy los keytar viven su segunda edad dorada. Los avances en materia de música digital han borrado cualquier tipo de barrera que podía tener un keytar y ahora permiten hacer de todo.

¿Vale la pena utilizar un Keytar?

Vivimos en una época en la que la gente quiere respuestas absolutas, por desgracia casi nunca las hay. Los keytar, como todo en la vida, son útiles o no en función de para lo que lo necesites.

Y es que la realidad siempre es relativa. Casi todos estaremos de acuerdo en que nos encantaría tener un piano de cola, nada suena tan bien como un piano de cola. Que un piano de cola fuese nuestro instrumento de uso cotidiano sería maravilloso…a no ser que tu realidad te obligase a moverte de concierto en concierto en transporte público.

Con los keytar pasa lo mismo, cumplen una función y aportan una serie de ventajas que veremos a continuación. El mejor consejo que te podemos dar respecto al keytar es que dejes atrás los prejuicios y te atrevas a probarlo.

Ventajas de los keytar

A grandes rasgos, si te decides por un keytar obtendrás dos grandes ventajas; ligereza y libertad sobre el escenario. Por otra parte, al utilizar un keytar renuncias a tener las dos manos sobre el teclado, sin embargo, en la parte del «mástil» suele haber suficientes controladores como para compensar esto.

Estas son las ventajas que conlleva utilizar un keytar:

  1. Son extremadamente cómodos de transportar. Puedes meterlo en su funda, cargarlo como una mochila y llevártelo caminando a donde sea.
  2. Tienen autonomía propia (con batería o pilas) y no necesitan ningún tipo de soporte, por lo que podrás situarte con él en cualquier lugar del escenario.
  3. Si le conectas un transmisor inalámbrico, tendrás libertad absoluta para moverte sin cables.
  4. Al sujetarse como una guitarra, por mucho que te muevas nunca perderás la referencia del teclado ni de ningún botón, ya que se moverá contigo. Esto no pasa con los teclados convencionales, donde es fácil perder la referencia de las teclas.
  5. Con un keytar dejarás de ser una persona media tapada tras un teclado al que no se le ven las manos. Con el keytar el público puede ver en todo momento lo que estás tocando y podrás moverte por el escenario como el resto de músicos (excepto el batería).
  6. Si después de un concierto viene alguien del público a charlar contigo, no podrá apoyar su bebida en tu keytar como haría en el teclado.

El único inconveniente ya tiene solución

Como decíamos en el punto anterior, a los keytar se les podía encontrar una traba principal: el no poder tocar con las dos manos en las teclas, ya que una casi siempre está en el mástil para controlar los botones, efectos y el slide.

Esto recientemente ha tenido una gran solución. La compañía canadiense Nu-Motion ha desarrollado el primer controlador MIDI que además de ser curvo, inalámbrico y tener más octavas que la mayoría de los keytar, permite tocar con las dos manos en el teclado al mismo tiempo. Además, en este modelo las teclas mantienen las dimensiones reales, mientras que en muchos keytar su tamaño es bastante más pequeño que en un piano, con los inconvenientes que esto suele acarrear.

Estamos hablando del modelo Revo-1, que ya analizamos en profundidad en este unboxing y en otra ocasión experimentando con sus disparadores y efectos.

Sin duda este modelo Revo1 de Nu-Motion tiene todas las de ganar para convertirse en la solución perfecta para cualquier pianista acostumbrado a tocar a dos manos y que quiera introducirse en el maravilloso mundo de la movilidad escénica, o bien tener un teclado de viaje.

Deja tu comentario