cómo dar clases de música desde casa

Cómo dar clase de música desde casa

Las clases de música a distancia no son ninguna novedad. Mucha gente lleva bastante tiempo utilizando las bondades de Internet para saltar la barrera de la distancia y poder dar clase a cualquiera. Sin embargo, muchos otros profesores han mantenido el sistema tradicional de las clases presenciales y esta cuarentena los ha dejado un poco perdidos.

Este post va orientado a todos esos profesores que no saben cómo transferir sus clases a la educación a distancia o para aquellos que, simplemente, quieren empezar en este mundo. Por eso nos centraremos en herramientas gratuitas y que todos podamos tener al alcance de la mano. A partir de aquí, las posibilidades son infinitas, todo es cuestión de explorar.

¿Las clases de música a distancia son de peor calidad?

Lo primero que hemos de hacer es quitarnos de la cabeza este cliché. Es cierto que muchos músicos que empiezan su labor docente, comienzan por este camino, pero grandes pianistas como Herbie Hancock o Chick Corea también dan clases a distancia.

Igual que en lo presencial existen buenos y malos profesores, en la distancia también o, simplemente, profesores que se adaptan mejor o peor a estas herramientas. Tu manera de transmitir tu conocimiento no debería de cambiar, solo los medios que utilizarás para hacerlo.

Elementos para dar clases de música a distancia

Hoy en día existen multitud de programas que te permiten comunicarte con tus alumnos de cientos de maneras. El límite está en tus conocimientos informáticos. Habrá quien se limite a escanear partituras por e-mail y enviarlas y habrá quien utilice la última tecnología del mundo. En este post vamos a buscar un término medio, en el que se pueda dar una clase online con una calidad aceptable, sin que parezca que vivimos en el siglo XIX, pero sin complicarnos mucho la vida.

Mostrándonos a nuestros alumnos

Lo primero que necesitamos para que un alumno aprenda algo al piano, es enseñarle como se hace. Para ello tenemos varias opciones:

  • Utilizar tutoriales de terceras personas subidos a Youtube. Si vas a usar esta opción, mira muy bien el vídeo que vas a recomendar, que hay gente que hace tutoriales sin tener ni idea. En nuestra sección de tutoriales puedes encontrar un montón de ellos que valen mucho la pena.
  • Grabar tus propios vídeos y enviárselos a tus alumnos. En esto hay poco que decir, puedes utilizar la cámara de tu móvil o cualquier programa del ordenador para grabarte. Es probable que tus vídeos sean demasiado pesados como para enviarlos por e-mail. En este caso, puedes enviar tus emails a través de weetransfer, o compartirlos por Google Drive, como explicaremos a continuación.
  • Emitir tus vídeos en directo para tus alumnos. Esta, sin duda, es la mejor opción, ya que el alumno podrá interactuar contigo como si fuera una clase normal. Cuando das la clase para un único alumno, no hay mayor problema técnico. Puedes utilizar el clásico Skype o las videollamadas de Skype o Telegram con tu móvil. En el caso de que tengamos varios alumnos, querremos emitir para todos a la vez y poder interactuar con ellos. Para ello recomendamos Google Classrom, una aplicación gratuita que, además de permitirnos vernos a todos, nos dará una serie de utilidades que veremos más adelante.

Cuando damos clases de piano, lo ideal es que podamos mostrar nuestra cara durante las explicaciones y el teclado del piano cuando toquemos. Evidentemente, esto se puede hacer de forma manual, moviendo la cámara según necesitemos, pero es un sistema muy incómodo y bastante cutre. Lo ideal sería contar con dos cámaras (una camara web externa y la del portatil, por ejemplo). De esta manera, podemos apuntar cada una según nuestras necesidades. Si te decides por este método, te recomendamos el software gratuito OBS, un programa muy sencillito que permite cambiar de una cámara a otra durante tu emisión con solo pulsar un botón. En Youtube podrás encontrar un buen número de tutoriales para aprender a usarlo.

Compartiendo documentos

A estas alturas, todo el mundo sabe enviar apuntes, partituras o lo que se necesite a través de un email, pero podemos ir un paso más allá sin complicarnos mucho la vida.

Cualquiera que tenga una cuenta de correo de Google (esas que acaban en @gmail.com), tiene hasta 15 gigas de espacio gratuito en Google Drive. Este espacio en la nube te permitirá subir documentos y compartirlos con tus alumnos. Solo debes de crear una carpeta, utilizar la opción de compartir e introducir el correo de tu alumno. Tanto tu como tus alumnos tendréis acceso a cualquier documento que se suba a esa carpeta.

¿Y qué pasa cuando necesites analizar una partitura junto a tu alumno? La herramienta Kami permite que dos usuarios vean a la vez un pdf y lo editen. De esta manera, puedes ir haciendo anotaciones en la partitura, marcar digitaciones o cualquier cosa que necesites.

Google Classroom

Google Classroom es una iniciativa de Google para que cualquier profesor pueda tener todos los recursos que necesita a golpe de clic. Básicamente, Google Classroom une en una única plataforma todas las herramientas que ofrece por separado, para poder utilizarlas todas juntas en una clase (calendario, videollamadas, espacio donde almacenar archivos, etc)

Entre otras funciones, con Google Classroom podrás hacer lo siguiente:

  • Dar clases grupales a tus alumnos por videollamada, donde tus alumnos pueden verte y tu a ellos.
  • Establecer un calendario de tareas, exámenes, clases, etc.
  • Compartir apuntes y documentos con tus alumnos.
  • Tus alumnos podrán hacer sus tareas online y tú podrás ver en tiempo real sus avances.
  • Crear canales de comunicación con otros docentes y con los padres de los alumnos.
  • Disponer de una pizarra virtual. Quizás esta sea una de las herramientas más útiles de la aplicación. Todos tus alumnos podrán conectarse a una pizarra virtual donde irán viendo todo lo que tú anotas.

Google Classroom no solo es útil durante la clase, toda la información queda guardada y ordenada (incluso las videollamadas), para que los alumnos puedan acceder a ellas cuando quieran.

Otras utilidades

Como dijimos al principio, cada profesor tiene sus propias necesidades y sus propios métodos. Existen otras herramientas que podrás utilizar para mejorar la organización de tus clases:

  • Google Calendar: Para organizar tu horario y los de tus alumnos. Puedes fijar citas para dar clase, exámenes, entrega de trabajos… Se sincroniza con el correo de gmail para mandar recordatorios y alarmas
  • Google Docs: Permite crear documentos tipo Word y Excel que se pueden compartir con los alumnos. Además, son documentos colaborativos, por lo que varias personas pueden trabajar sobre ellos.
  • Google Forms: Permite crear formularios. Es muy útil para crear exámenes escritos y evaluar a tus alumnos.

Lo mejor de toda las herramientas que hemos visto hoy es que casi todas están relacionadas entre sí. Apenas necesitarás un día o dos para familiarizarte con ellas. Esperamos que con esto puedas dar clases de música online sin ningún problema.

Deja tu comentario