Vadim Pruzhanov

Hoy charlamos con Vadim Pruzhanov

Vadim Pruzhanov es uno de esos teclistas que no deja a nadie indiferente. De esos que se niegan a quedarse quietos detrás de su teclado y siempre buscan ser parte del show en directo. Solos increíblemente rápidos, virtuosas improvisaciones, guiños a melodías que nos son familiares… Todas esas razones eran más que suficientes para ser el teclista de una de las mejores bandas de metal del momento: Dragonforce.

Hemos tenido la suerte de poder charlar con él un rato y que nos hablase un poco de sus proyectos pasados, presentes y futuros. Esto es lo que nos ha contado.

Hola Vadim, bienvenido a Maldito Piano y muchísimas gracias por aceptar nuestra invitación. ¿Cómo y cuándo comenzaste a tocar el teclado?

Primero comencé con piano, cuando tenía unos 8 años y mis padres me llevaron a clases de piano clásico. Años después decidí dejarlas, pero poco después, viendo a Phil Collins de Genesis tocando en la tele, decidí regresar al piano y continuar como autodidacta. Sacaba melodías de canciones de Brian Adams y Black Sabbath y las tocaba en el teclado sintetizador de mi padre, un Yamaha ps.

¿Tienes influencias musicales o de teclado/piano?

Phil Collins fue la persona que me provocó el interés por la música de manera general tras mis clases de clásico.

A medida que fui creciendo, mi padre ponía artistas de gran variedad de géneros como Black Sabbath, Brian Adams o Rick Wakeman. Pero no puedo decir de ninguno de ellos que me haya inspirado a tocar el teclado de forma particular.

¿Cuándo y por qué cambiaste los teclados por keytars?

Durante el Sonic Firestorm, con Dragonforce, comencé a integrar los solos de teclado como parte del show. Me sentí limitado estando solamente en un lugar y no era muy fácil interactuar con la multitud. Así que los keytars fueron la evolución introducida una vez que comenzó la gira Inhuman Rampage. Decidí utilizar las habilidades que había adquirido desde mis niveles A (iniciación) en los estudios de arte y diseño y personalizar las carcasas de los instrumentos a mi gusto. Sentí la libertad de jugar con todo mi conjunto de habilidades y ponerlo al servicio de los conciertos en directo.

¿Puedes hablarnos sobre tu técnica para tocar el keytar con la lengua?

Recuerdo la primera vez que utilicé mi lengua para tocar atravesando todo el teclado. Fue en un solo durante el Sonic Firestorm album cycle. Más tarde comencé a tocar melodías con la lengua y eso lo hacía más interesante para mí. Lo sentí como si le estuviese aportando más dinamismo y rendimiento al show en directo y a la performance.

¿Cuándo comenzaste a añadir melodías de televisión y videojuegos a tus solos?

Seré honesto contigo. Nunca había sentido realmente la necesidad de utilizar sonidos de videojuegos dentro de mis composiciones. En cambio, otros miembros de la banda sí que estaban mucho más interesados en eso y a menudo, solicitaban que los incluyese en ciertas partes (con sonidos de 8bit).

Siempre pensé que la música de dibujos animados era realmente expresiva cuando se trata de diseño de sonido y de arreglos, y yo quería usar eso dentro de mi composición. La composición Rabid Squirrel fue inspirada por la animación Over the Hedge (Vecinos invasores en español). Esta creación fue hecha en su totalidad en mi sintetizador Triton de aquel tiempo. Fue excitante para mí el tener la libertad de hacer todo lo que quisiera musicalmente.

Hemos leído que, tras dejar Dragonforce en 2017, has estado trabajando en otros proyectos independientes e incluso barajando la posibilidad crear una nueva banda. ¿Es cierto? ¿Cuáles son tus planes para el futuro?

Sólo una pequeña corrección. Dejé finalmente la banda en mayo de 2018.

En efecto, estoy trabajando en varios proyectos actualmente. Todos ellos con potentes registros de sintetizadores. Uno está hecho principalmente con Sintetizadores Modulares y será un álbum de adoración cristiana con el que estoy entusiasmado. He sido capaz de expresarme artística y líricamente de la forma que quería, sin restricciones, como nunca antes. Tengo una buena cantidad de material para más de dos discos. Algunas cosas muy heavys y también algo de pop y rock. No puedo compartir realmente mucho sobre esto pero todos los que estén interesados, pueden consultar mis redes sociales en la categoría de “Vadlife”.

Pensé en montar una banda pero ahora estoy muy centrado en Dios, la familia y la música.

Tengo dos hijas pequeñas y por el momento es complicado encontrar tiempo para encerrarse y concentrarse al cien por ciento en un proceso de grabación. Desarrollé una rutina según la cual trabajo durante el día y al final de la tarde-noche grabo mi música en mi estudio casero. Las cosas están llevando su tiempo pero es porque yo lo hago literalmente todo. Una vez que termine esta obra de arte, la compartiré, lanzaré y con suerte la tocaré en directo, pero todo a su debido tiempo.

Finalmente, nos gustaría hacerte unas preguntas que hacemos a todos nuestros invitados. ¿Crees que los conservatorios son necesarios para crear buenos músicos y profesionales?

No creo que sean necesarios pero es muy útil tener un cierto nivel de conocimientos musicales y creo que esto te ayudará a medida que progreses.

¿Crees que hay estilos musicales que sean mejores que otros?

Creo que cada género musical tiene sus propios seguidores y apelarán a su audiencia. Para mí, no creo que sea correcto decir que uno es mejor que otro. Honestamente, no creo que haya un género mejor del que hablar. Mi punto de vista es que cualquier género musical puede ser exitoso. Es sólo cuestión de encontrar tu/su propia audiencia. Siempre y cuando lo que hagas sea honesto y con compromiso, yo creo que será un éxito.

¿Qué piensas sobre mezclar distintos estilos musicales?

Creo que se puede hacer, siempre que el artista lo haga basándose en su trayectoria o dirección y no pensando en ganar fans o en encajarlo dentro de la moda. Entonces no veré nada de malo en ello. Yo personalmente estaría aburrido tocando siempre el mismo género musical.

¿Crees que tener una buena técnica es necesario para tocar cualquier tipo de música?

Creo que una técnica es necesaria para tocar bien. Cuando vas a ver un show en directo, te esperas que el artista sea capaz de reproducir en el directo real lo que has estado escuchando. Cualquier estilo de música requiere un cierto grado de diligencia para actuar en vivo y en directo.

En mi opinión, el progresivo y el jazz podrían requerir más práctica. Pero es solo mi subjetiva opinión personal.

¿Prefieres tocar todo en directo o prefieres utilizar pregrabados, secuencias, etc.?

Creo que es bueno tocar en directo porque te ofrece esos momentos mágicos que no siempre pueden ser recreados. Accidentes felices, si quieres.

Yo pienso que mientras seas honesto con tu audiencia sobre lo que eres y lo que estás haciendo, estoy seguro de que la gente apreciará tu arte. Creo que los pregrabados pueden funcionar en directo siempre y cuando sean una parte fundamental de la canción que no pueda ser recreada en directo. Pero siempre que no estés fingiendo/imitando y haciendo creer a la gente que estás tocando realmente. Solo entonces, está bien.

Pues eso es todo por hoy. Muchas gracias por este momento musical. Fue estupendo para nosotros. ¡Estamos deseando verte tocar pronto!

Gracias por la entrevista. ¡Que Dios te bendiga!

Deja tu comentario