Kyle Morrison Pianometal

Hoy charlamos con Kyle Morrison

Además de un gran pianista, Kyle Morrison es todo un visionario de su instrumento. La mayoría de los músicos se dedican a tocar el estilo que les gusta o, como mucho, componer. Por el contrario, Kyle Morrison siempre busca la manera de innovar y de encontrar nuevas formas de expresión para su instrumento.

Fruto de esta manera de expresión surge Piano Metal, el nombre de su proyecto que se ha convertido en un subgénero en si mismo. En Piano Metal, las teclas de Kyle son las protagonistas sobre bases de diferentes variantes de Metal, llegando incluso a sustituir a las voces. Una apuesta atrevida e innovadora en la que se pueden apreciar reminiscencias clásicas, de bandas sonoras e incluso de videojuegos.

No nos demoramos más y damos paso a la entrevista con Kyle Morrison.

Hola Kyle y muchas gracias por hablar con nosotros. ¿Puedes comenzar  presentándote a ti mismo? ¿Quién es Kyle Morrison?

Hola ¡es un placer! Gracias por invitarme a Maldito Piano. Soy un pianista solista que inventó el subgénero del pianometal. Antes de mi carrera en solitario, toqué en algunas bandas (Triphon, Shattersphere), hice algunos trabajos como músico de sesión con World Wrestling Entertainment y también realicé diversas colaboraciones con otros artistas.

Sabemos que habías estado en otras bandas como Triphon o Shattersphere antes de tu increíble proyecto actual. ¿Crees que tu pasado influenció tu actividad actual?

Absolutamente. Creo que se trata de un patrón de crecimiento y evolución. Shattersphere fue mi primera banda, en la que comencé cuando tenía 19 años. Por aquel entonces estaba estudiando en una escuela musical, y mientras mis estudios musicales progresaban, los albums de Shattersphere mejoraban más y más. Shattersphere fue acuñado el Nuevo Hard Rock de Inglaterra. Fue una radio amigable, bastante comercial y vimos surgir mucho éxito a raíz de eso.

Unos años después Shatterspehere se deshizo y Justin Rogers (Shattersphere) y yo creamos una nueva banda llamada Triphon. Triphon era una representación más precisa del estilo musical que realmente disfrutaba yo. Nosotros éramos más heavys, más duros, con una música más rápida y más compleja, pero que al mismo tiempo retenía el atractivo comercial a través de polifonías vocales y gigantescos coros melódicos.

Ambas bandas me han influenciado enormemente a la hora de encontrar mi sonido propio y personal, mi estilo de componer, y me ayudaron a decidir exactamente qué dirección tomar en mi carrera como solista.

¿Cuál es tu punto de vista sobre el Pianometal? ¿Podrías explicarnos cómo surgió la idea?

Pianometal es la culminación de todas las influencias artísticas de mi vida. Tras el lanzamiento del disco Awaken (Triphon) a finales del 2014, di un largo paseo por la playa y me hice a mí mismo una simple pregunta: “¿Qué tipo de música podría crear que combinase todo lo que me encanta? Si no me preocupasen las ventas, ni hacer la canción pegadiza de turno, y solo me tuviese a mí mismo para responder por ello, ¿qué tipo de música haría?”

Le di vueltas a estas preguntas durante bastante tiempo y la visión empezó a tomar forma. Pensé en las cosas que realmente me hacen disfrutar: Metal, piano, videojuegos, fantasía, naturaleza, astronomía, ser muy exagerado, ser un adicto al trabajo, no tomarme muy en serio, el humor, etc. Todas estas cosas son factores contribuyentes en Pianometal.

Después de experimentar muchísimo en mi estudio con diferentes combinaciones de sonidos, mi visión empezó a coger forma. Decidí que mi piano ocuparía el lugar del cantante. Contar las historias exclusivamente a través de la emoción del piano. Es donde las palabras fallan cuando el piano puede transmitir y decir mucho más. Así, se consolidó: El piano liderando Death/Power/Thrash/Speed Metal con coros épicos y completas orquestaciones. O, dicho de forma breve, el Pianometal.

Una de las primeras personas a las que les llevé esta idea fue Dirk Verbeuren (Megadeth, Soilwork). Sus comentarios positivos y su ánimo fueron uno de los principales factores que me empujaron hacia adelante con esta idea. Él además también tocó en el álbum, lo que fue una experiencia totalmente surrealista para mí. Se lo agradezco muchísimo.

Yo había sido vocalista en mis dos bandas anteriores, pero ahora quería poner el centro de atención en mi pasión como pianista. Por eso decidí que si tenía que haber alguna voz en alguna de las canciones, yo no las haría. Lo único que quería hacer era tocar el piano. Hay voz en una de las canciones de Pianometal, la que se titula Mammoth. Fue cantada por el increíble dúo que forman Adrienne Cowan (Seven Spires, Winds of Plague, Avantasia) y Sean Z (Sinsaenum, Chimaira, Daath). Es una de mis canciones preferidas del disco.

También conseguí a alguno de mis amigos para tocar en el disco, como Francesco Ferrini (Fleshgod Apocalypse), Elias Holmlid (Dragonland), Paul Jacovino (Condition Zero),Justin Rogers (Shattersphere), Sergio Pacheco (Triphon), Chet Powell (Legion X), Brian Canzanella (Vrawche), Jonathan Mullins, y Andrew Stephens. Fue una maravilla trabajar con todos ellos y Pianometal no habría sido ni la mitad de bueno sin estos músicos increíbles.

En tus redes sociales y también en tu canal de YouTube, podemos ver un montón de vídeos tuyos donde tocas música de videojuegos, bandas de metal…. ¿Qué opinas sobre la idea de mezclar géneros y diferentes estilos musicales?

En primer lugar, debo decir que la música de videojuegos ha sido posiblemente mi mayor inspiración, además del metal. Algunos de los compositores con más talento del mundo han creado música para videojuegos durante los pasados 40 años con un reconocimiento infravalorado. Deseo que algún día llegue a componer música para videojuegos o tener algún tipo de proyecto musical en esta industria.

En cuanto a lo de mezclar estilos, como inventor creo que está genial, jajajaja. Es como terminé dando con mi sonido y es la manera por la que otros pioneros de la música lograron los suyos. Yo creo que como mínimo, el utilizar cierta música en un contexto totalmente diferente, es un gran ejercicio para tu cerebro de músico. El Pianometal puede no ser la música preferida de todo el mundo, pero al menos es una música distinta. (Para los que queráis leer la entrevista original en inglés, esta última frase en su respuesta original en inglés lo dice con la típica expresión inglesa de las tazas de té, pero que en castellano se traduce normalmente así).

¿Crees que hay estilos musicales que son mejores que otros?

Dicho de forma breve y concisa, Sí. Es una difícil pregunta para abordarla en términos objetivos y subjetivos, así que lo haré lo mejor que pueda para diferenciar entre los dos.

Objetivamente hablando, y con esto me refiero a todo lo científico y matemático que hay tras la organización del sonido, hay géneros que se aprovechan habitualmente de la complejidad más robusta y avanzada de la música. Son ricamente complejos en términos melódicos, armónicos, rítmicos y en todo lo relativo a las voces. Para la música occidental: el jazz, clásico, progresivo, el heavy metal más pesado y la música de videojuegos son solo algunos ejemplos que me vienen a la cabeza. Por el contrario, la música que se ha simplificado demasiado, carece de cualquier uso significativo de la orquestación, la disposición, la harmonía, la melodía y el ritmo, y es por definición, un trabajo de peor calidad que el citado antes. Esto se aplicaría a la mayor parte de la música popular moderna, relativamente hablando.

Si hablásemos en términos científicos, es innegablemente cierto que algunas formas de música son superiores en cuanto a la organización de las complejidades y las matemáticas del sonido.  Me he dado cuenta de que esto es molesto para algunas personas porque equiparan incorrectamente la objetividad y la subjetividad cuando se refieren a la música que les hace disfrutar: “Me gusta esto, por tanto es una gran música”. El gusto personal tiene poco que ver con la calidad de una composición. Por ejemplo, no me gusta escuchar Jazz. Pero independientemente de mi gusto musical, el Jazz es una forma muy superior de música en comparación con muchas otras cosas que personalmente disfruto.

En cambio, subjetivamente hablando, uno puede disfrutar libremente de cualquier estilo musical sin necesidad de justificarse. Yo disfruto música que sé que es objetivamente insatisfactoria si se compara con otras formas musicales superiores, y eso no importa realmente. Al final del día, hay algo para todos por ahí y la música debe ser disfrutada por todos, independientemente del nivel de educación musical que se tenga.

Sin embargo, con demasiada frecuencia escuchamos cosas como: «Venden muchos discos, deben estar haciendo algo bien”. Eso es simplemente confundir un buen marketing con la mano de obra de calidad.

La popularidad y las ventas no reflejan en modo alguno la grandeza musical objetiva. Solamente el análisis de la música en términos de teoría musical puede demostrar eso.

¿Consideras que los conservatorios son esenciales para crear buenos músicos o una persona podría ser un gran pianista/teclista sin pasar por ellos? Solemos hacerle esta pregunta a nuestros invitados porque es un debate actual.

Eso es difícil, especialmente desde que nuestro acceso a la educación y capacitación musical se ha ampliado y se puede acceder a ella de distintas maneras.

Diría que mi elección número uno para cualquier músico serio que busque hacer de esto un compromiso de por vida, sería que fuese a un buen conservatorio o escuela de música. Sumergirte y empujarte/motivarte con tus compañeros y crecer juntos. Tener profesores duros que realmente te patearán el culo y te plantarán cara para decirte lo mucho que apestas, solo para construirte un respaldo para que te sientas seguro y poderoso. Eso es lo que mis profesores hicieron de todos modos, jajajaja.

Pero no temas, para todos los que no queráis o no podáis pagar decenas de miles de dólares en formación musical, podéis encontrar buenos profesores privados y aprender de esta manera. Puedes comprar cursos en Udemy a veces por menos de 20 dólares. Puedes acceder a cursos gratis, ver tutoriales en YouTube, comprar libros y estudiar entre tus compañeros. Yo tengo sido testigo y tengo trabajado en mi vida con músicos increíbles que no recibieron formación oficial en conservatorios o universidades. Lo que más cuenta al final del día es tu pasión por aprender y actuar.

Así que, si tengo que elegir una respuesta del tipo blanco o negro, diría que los conservatorios no son esenciales parar hacer buenos músicos. Sin embargo, creo que es el mejor camino a seguir, teniendo la oportunidad.

Finalmente, háblanos un poco de tus futuros proyectos, por favor.

Actualmente estoy trabajando en distintos proyectos. El más grande será mi próximo Pianometal, que se lanzará en 2020 y que se llamará “Signs of Armageddon”. Es un concierto masivo de Pianometal en 4 movimientos.

Acabo de terminar de grabar en NY con Dead City Crown. Tengo pensado tocar en algunos conciertos en directo con ellos y deseo continuar trabajando con ellos en futuros proyectos.

Estoy trabajando en un disco de Pianometal neoclásico junto con un disco de Pianometal de videojuegos también. ¡Demasiado, lo sé! Pero me mantiene ocupado, centrado, apasionado y empujando los límites de lo que puedo hacer con este estilo.

Muchísimas gracias por tu tiempo. Fue estupendo pasar este rato contigo compartiendo opiniones musicales. Te deseamos un futuro increíble y deseamos verte pronto tocando en directo en alguna de tus giras.

¡Gracias por contar conmigo! Me encantaría volver a hablar contigo de nuevo en el futuro.

Puedes ver la entrevista en inglés aquí / Interview in English here

Valora este post

Deja tu comentario