Retrato de Mozart

Venden un retrato de Mozart por 4 millones de euros.

La figura de Mozart siempre ha atraído a músicos y coleccionistas de arte. Hace poco informábamos sobre la venta de una partitura original de este genio de la música que ahora su nombre vuelve a saltar a la palestra. En esta ocasión el artículo subastado es un retrato de Mozart cuando era adolescente.

Esta pintura del joven compositor se trata de una rareza única y se ha vendido por casi 4 veces el precio estimado.

La subasta tuvo lugar en la la famosa galería Christie’s de París el pasado 27 de noviembre, alcanzando un precio de venta de 4.031.500€. Una cantidad desorbitada, ya que se esperaba conseguir por ella entre 800.000 y 1,2 millones de euros.

El retrato de Mozart adolescente

La pintura data de 1770 y se le atribuye al pintor italiano Giambettino Cignaroli. La pintura muestra a un Mozart adolescente, sentado frente a su clavecín frente a una partitura, con su característica peluca blanca y su vestido rojo.

Mozart tenía 13 años en 1770 y estaba de gira por Italia en ese preciso momento. Este retrato de Mozart captura su figura después de un exitoso concierto de órgano que había dado en Verona.

Se han hecho muchos intentos de descifrar la partitura frente a la que se encuentra el joven Mozart, todos ellos sin éxito. En palabras de Astrid Centner, directora del departamento de pinturas antiguas de Christie´s: «Algunos musicólogos atribuyen la partitura al compositor veneciano Baldassare Galuppi, otros dicen que es una partitura del propio Mozart que se ha perdido«

En la parte inferior del retrato hay una frase en latín que describe a Mozart: «Superó cualquier elogio en el arte musical«.

¿Por qué un cuadro de tanto valor?

El precio que ha alcanzado este cuadro en la subasta, ha sorprendido a todo el mundo. ¿Qué es lo que ha provocado este aumento en el precio, más allá de que se trate de un raro retrato de Mozart?

La respuesta está en las circunstancias en torno al retrato, que permiten situarlo en un momento exacto de su vida.

Se conserva una carta del padre de Mozart dirigida a su esposa en el que cuenta la historia de este retrato. En ella cuenta como Pietro Lugiati, un recaudador de impuestos veneciano, encargó este cuadro que se pintó entre el 6 y el 7 de enero de 1770.

Contar con unos datos tan concretos de una obra de arte tan antigua es un hecho extremadamente raro. Esto es lo que ha permitido que el precio se disparase.

Deja tu comentario