Que piano comprar

¿Qué piano comprar? Valor no es lo mismo que precio

Muchas veces vemos en foros o en grupos de Facebook sobre piano a usuarios preguntando qué piano comprar o cuales le recomiendan. En ese momento se nos levanta una ceja y ponemos cara de sorpresa, porque la pregunta, simplemente, no tiene sentido. Ante una duda así solo podemos responder con más preguntas: ¿cuál es tu nivel como pianista?, ¿qué uso le quieres dar?, ¿con qué presupuesto cuentas?.

Luego llegan las respuestas de un montón de usuarios, también sin sentido. Unos recomiendan ciertos modelos de teclados, otros workstations y no falta el que afirma, sin duda, que lo mejor es un piano. Ninguna de estas respuestas tiene ningún valor, porque se basan en la experiencia y las necesidades del que responde a la pregunta, no de quien la plantea.

Tenemos el vicio de buscar respuestas fáciles para todo y, muchas veces, los atajos no existen. Esto pasa a la hora de elegir qué piano comprar, y más vale que elijas bien si no quieres tirar tu dinero.

Para elegir el piano o teclado adecuado, tienes que tener en cuenta una serie de factores tantos objetivos como subjetivos.

Factores objetivos para elegir un piano: precio.

Se trata de las características físicas de cada piano o teclado y de las cualidades que se pueden medir. Estos son los factores sobre los que te podrás informar o pedir consejo.

En el caso de los pianos estamos hablando de marcas, modelos, materiales de construcción, características técnicas, etc.

Para los teclados hablaremos de número y dureza de las teclas, bancos de sonido, potencia, conectividad…

Entre estos aspectos tu elección está clara: el instrumento que mejores características tenga dentro de tu presupuesto. Pero que realmente se adapte a lo que necesites.

En Maldito Piano hemos escrito algunos post sobre pianos y teclados, atendiendo solamente a criterios objetivos, como este sobre los premios a los mejores pianos del 2019 o este listado de los mejores teclados por debajo de los 600 euros.

El valor de un piano: factores subjetivos

Aquí la cosa se complica a la hora de pedir recomendaciones, pues se trata de esas características a las que tú le das valor como instrumento porque cubre tus necesidades o gustos.

En este punto nos movemos en terreno resbaladizo, ya que lo que para unos es norma obligatoria, para otros puede no serlo.

Hemos escuchado a mucha gente decir que si vas a estudiar en un conservatorio de grado superior, el piano tendrá que ser de cola, y si estudias en un conservatorio profesional, entonces al menos tendrás que tener un piano vertical pero de una gama media-alta. Esto es verdad…a medias.

Conocemos bastantes casos de personas que superaron con buenas calificaciones el grado superior (licenciatura) de piano sin tener un modelo de cola en su casa. Sí que es cierto, que en estos casos, los alumnos/as estudiaban con frecuencia en los instrumentos de cola disponibles en el conservatorio y en su casa practicaban en su vertical acústico. No obstante, surgía otro problema. A veces, mientras se estudia, tenemos que alquilar un piso, y no en todos se permite tener instrumentos acústicos. Entonces, las opciones se reducen a eléctricos, híbridos o sistemas como el silent. Todo en función de nuestros bolsillos.

Lo que es cierto es que es obligatorio practicar en teclas contrapesadas, pero ya hay muchas marcas de teclados que ofrecen este tipo de teclas, o incluso que ya no simulan el contrapeso, sino que directamente tienen la auténtica mecánica de palancas de madera de un piano de verdad, pero sin las cuerdas, que es la parte eléctrica de esos pianos (Avant Grand de Yamaha) o híbridos como el GP500 de Casio. Otro factor que influye mucho en los instrumentos electrónicos es la calidad de los pedales. Lo ideal a nivel calidad para estudiantes de música clásica es un piano acústico, no hay duda, pero eso no siempre es apto para todos los bolsillos, ni para todas las casas.

Otra característica que puede tener mucho valor para unos y no para otros, es que el piano incorpore algún tipo de sistema para que pueda escucharse por cascos, sin molestar a los vecinos (como los sistemas Silent o TransAcoustic, por ejemplo).

Existen muchas variables que pueden hacer que un piano o teclado te aporte un valor que a otros no: el tipo de sonido que tenga, que resista bien la humedad por la zona donde vives, que sea fácilmente transportable, que tenga conectividad a ordenadores y tablets y un larguísimo etcétera. Imagina que lo que quieres y necesitas es un controlador o teclado modular, con sonido 5D, sincronizable, programable… ¿De qué te valdría en este caso tener un piano acústico de cola convencional?

Al final, quien tiene que tener muy claro las características del instrumento que vayas a tocar eres tú, así que no dejes que un desconocido elija por ti. Antes de comprar un piano o teclado, debes de tener muy claro qué es lo que quieres, cuánto te quieres gastar y por qué. Una vez sepas esto, sí que podrás acudir a entendidos que puedan ayudarte a elegir tu piano ideal.

Deja tu comentario