Black Diamond, de Steinway & Sons y Lang Lang, un piano de medio millón de Euros.

La prestigiosa marca de pianos Steinway & Sons vuelve a estar en boca de todos al presentar una nueva serie de pianos en cuyo diseño ha colaborado personalmente el famoso pianista Lang Lang.

El diseño estético de esta nueva y carísima serie de pianos llamada Black Diamond, está a cargo del famoso diseñador de muebles Dakota Jackson, quien ya ha colaborado anteriormente con Steinway & Sons.

Esta Black Diamond es una serie totalmente exclusiva del que han sacado dos modelos diferentes:
– 8 pianos de cola para recitales modelo D-274 en ébano de Macassar, de más de medio millón de euros.
– 88 pianos de cola modelo B-211 en pulido de alta calidad, con precios entre los 260 y 360 mil euros, en función del acabado.

La serie Black Diamond cuenta con la tecnología Steinway Spiro, anunciada recientemente. Esta tecnología permite reproducir en el piano las interpretaciones de grandes maestros de manera automática. Por supuesto, entre el gran catálogo de obras que ofrece esta tecnología, la serie Black Diamond incluye piezas interpretadas por el propio Lang Lang.

Black diamond, la nueva estrella de Steinway & Sons

La presentación de este piano se ha hecho en París, por todo lo alto. Cientos de personas invitadas, muchísima prensa especializada y dos estrellas sobre el escenario: el pianista Lang Lang y Dakota Jackson, uno de los diseñadores de muebles más famosos de EEUU. Salvando las distancias, se puede apreciar cierto paralelismo entre esta presentación y las famosas presentaciones de Iphone que protagonizaba el fallecido Steve Jobs.

Durante la presentación, Dakota Jackson explicó de dónde le vino la inspiración para esta serie Black Diamond y se paró en cada uno de los detalles.

Por su parte, Lang Lang contó lo orgulloso que estaba de haber participado en el diseño de estos pianos. Por supuesto, hizo una demostración del Black Diamond, tocando varias piezas. Tras el Para Elisa, un par de obras de Listz y las Variaciones Goldberg de Bach, llega la sorpresa, en medio de una pieza, Lang Lang deja de tocar, se levanta y es el piano quien vuelve a comenzar esa obra, esta vez tocando solo. Durante la presentación, aún hay tiempo para seguir demostrando lo realista que son las interpretaciones automáticas del piano.

Presentación de Steinway Black Diamond con Lang Lang

La presentación es todo un éxito. Cientos de medios se han hecho eco de la noticia, incluso los más generalistas que casi nunca hablan de piano.

Antes de la presentación casi toda la línea Black Diamond estaba vendida. Al día siguiente, se agotan las existencias de la tienda que Steinway & Sons tiene en el Boulevard de St. Germain.

Un piano que no es para pianistas

Sin poner en duda en ningún momento la calidad como instrumento de este piano (como de cualquier Steinway & Sons), la serie Black Diamond se ha diseñado pensando más en los inversores.

Hace tiempo que en Steinway & Sons se han dado cuenta de que un piano de los suyos es una inversión que se revaloriza con el tiempo. Mucho más si se trata de una serie limitada como esta.

Teniendo esto en cuenta, tiene mucho más sentido la puesta en escena realizada con la presentación: el fichaje de dos caras conocidas, el hincapié en el diseño y la insistencia en un sistema tecnológico que hace que el piano toque solo.

¿Quiere decir esto que un pianista no podría tocar en esta gama Black Diamond? En absoluto. Seguro que tocar un piano así sería el sueño de cualquier pianista. Sin embargo, no deja de resultar curioso que presentando un piano de este nivel, se incida más en su diseño que en sus características técnicas. Este es el motivo de que la mayoría de los medios de prensa acreditados en la presentación fuesen especializados en productos de inversión y no en piano.

Deja tu comentario