InicioArtículos pedagógicosGuía de compra de pianos usados y de segunda mano.

Guía de compra de pianos usados y de segunda mano.

La compra de un piano nuevo siempre es un proceso lleno de dudas, sobre todo cuando se trata del primer instrumento que compramos. Muchas veces queremos comprar un piano acústico, pero económicamente son inviables. Es por eso que nos planteamos la compra de un piano de segunda mano. En estos casos, el rango de posibilidades, precios y probabilidades de meter la para en nuestra compra, se multiplican exponencialmente.

Por esto, en Maldito Piano hemos hecho este artículo para que no te pillen desprevenido ni traten de engañarte cuando quieras comprar tu piano. Recuerda que la línea que separa un piano usado, de un mueble con sonido es muy fina, así que hay que tener mucho cuidado.

1- Además de la vista, utiliza tus demás sentidos.

Sabemos que existen los flechazos y el amor a primera vista. Pero Cupido no es un buen consejero a la hora de comprar el piano. Has de tener en cuenta muchas cosas, más allá de su aspecto externo. Has de utilizar la vista, el oído y el tacto.

Míralo bien de arriba a abajo.

Primero échale una visual general por fuera, pero luego míralos detenidamente por dentro. Sácales (o pide que te saquen) las tapas para poder ver los macillos, las cuerdas… Intenta detectar si las piezas de madera interiores tienen manchas de humedad, desperfectos… ¡Y fíjate en la tabla armónica!. Si la tabla armónica está agrietada y/o golpeada, no compres ese piano.

También es importante ver que las teclas no presenten demasiadas holguras hacia sus laterales.

Nunca compres un piano con la tabla armónica agrietada ni golpeada.

Siente el piano al tacto

Quieres el piano para tocar, ¿no? Pues tócalo y céntrate bien en las sensaciones que se transmiten a tus dedos. Al tacto, las teclas deben resultar equilibradas y homogéneas. Si alguna tiene dificultades para subir o bajar, se queda enganchada, o notas que unas teclas requieren más fuerza que otras para bajarlas, entonces ese piano tiene problemas en su mecanismo. Los problemas en el mecanismo no son nada fáciles de solventar, así que lo más probable es que no sea una buena compra.

Escucha lo que te dice ese piano

Cuando lo toques, es importante que escuches con atención. Toca en todos los registros (agudo, central y grave) y hazlo en todos los rangos dinámicos que puedas, desde lo más suave a lo más fuerte que puedas. Si el sonido no está equilibrado, mejor no comprar ese piano porque traerá problemas.

El hecho de probar el piano no te servirá exclusivamente para detectar posibles problemas, sino que te ayudará en tu elección personal. Al fin y al cabo el piano puede ser estupendo y a ti no tiene por qué gustarte su sonido, o puedes preferir el sonido de un segundo o tercer piano. Recuerda que para gustos, colores.

2- Asegúrate de la edad del piano

No importa lo que te diga la persona que venda el piano, asegúrate siempre de la edad que tiene. No solo porque el vendedor quiera engañarte (que a veces pasa), si no porque muchas veces, ni el propio dueño sabe la edad exacta del piano. Imagínate que una familia te quiere vender su piano que compró nuevo hace 12 años. Puede que eso sea verdad, pero a lo mejor el piano ya llevaba 8 años en la tienda sin estrenar, por lo que se trata de un piano de 20 años y no de 12.

Para que no te engañen con la edad del piano, es importante que anotes el número de serie y lo compruebes en Internet o aplicaciones especializadas. El número de serie de un piano es como el documento de identidad de una persona. Nos va a proporcionar información importante y verídica sobre él.

El número de serie es muy fácil de localizar, especialmente en los pianos verticales/de pared. Lo verás abriendo la tapa superior y fijándote en la esquina superior derecha. Ahí verás una serie larga de números. Y otra más corta que probablemente tenga una o varias letras. La serie corta (probablemente con letra) te indica el modelo que es dentro de una marca determinada, y la serie larga de números es el número de serie. Introduce este número de serie en una página web o app dedicada a este tema y sabrás la edad exacta del piano.

Otra pista en cuanto a la edad del piano la puedes ver por su parte trasera. Los pianos antiguos presentan 4 barras (postes) de madera verticales. Y los pianos más recientes, tienen 5. En general, un piano de 4 barras, no está pensado para viajar demasiado ni andarse trasladando. No son tan fuertes ni estables, y su afinación no es tan duradera.

Imagen sobre el barraje cedida por Yamaha.

Hay más partes del piano que te darán más pistas, como el bastidor, los anclajes, los puentes, o el propio arpa. Existen guías y cursos especializados en estos temas, que te vendrían muy bien si piensas comprar un piano nuevo. Hace poco, ofrecimos el taller de Yamaha El Piano Hoy, en el que se profundizaba en estos aspectos y en otros avances del piano.

3 – Fíate de marcas que presentan pianos reacondicionados.

Algunas marcas presentan servicios de venta de pianos usados, pero totalmente revisados, lo que ofrece un plus de seguridad en la compra. Son varias las marcas que ofrecen este tipo de servicio, pero utilizaremos a modo de ejemplo aquella que conocemos y que sabemos que funciona correctamente: la línea de pianos de segunda mano de Yamaha.

La línea Yamaha2 ofrece pianos usados pero seleccionados, reacondicionados, garantizados y certificados por la propia compañía Yamaha. Es decir, nunca te engañarán ni te llevarás un chasco con tu compra.

La idea de los pianos Yamaha2 surgió hace unos años cuando la compañía observó los problemas del mercado gris. Yamaha llama mercado gris a aquellos pianos Yamaha que provienen de mercados extranjeros y que llegan a nuestro país a través de una importación totalmente ajena a Yamaha y sin ningún tipo de control ni revisión. Para ofrecer una compra de segunda mano segura y evitar las estafas y engaños que a menudo suceden en el mercado gris, Yamaha comenzó a ofrecer los pianos Yamaha2.

Se trata de pianos usados que se ponen a la venta minimizando el riesgo para el comprador. Esto se debe a que todos los pianos Yamaha2 pasan unos exhaustivos controles de calidad. Todos estos pianos son seleccionados uno a uno por el equipo de expertos de Yamaha, los reacondicionan técnicos oficiales con repuestos originales, se entregan con un certificado oficial y, lo más importante, cuentan con garantía de Yamaha. Este tipo de líneas permite al cliente acceder a un piano de segunda mano, y por lo tanto, más asequible, sin que por ello deje de ser una compra segura.


Cris Rodriguez
Pianista profesional y profesora de conservatorio. Cofundadora de Maldito Piano. Cuando mi trabajo me dá tregua, me escapo a tocar por el mundo adelante para participar en proyectos alucinantes como el Jordan Rudess KeyFest o Rockin'1000. No sé vivir sin música,así que el tiempo que me queda se lo dedico a estos tutoriales.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

- Advertisment -

ENTRADAS POPULARES