InicioArtículos pedagógicosAnalizando los principales cambios de acentuación.

Analizando los principales cambios de acentuación.

Una de las características principales de la música es la coincidencia en el tiempo que se produce entre el acento métrico y el rítmico. No obstante esta coincidencia puede alterarse de forma deliberada de varias maneras. Es lo que conocemos como cambios de acentuación. Los dos cambios de acentuación más conocidos son la síncopa y el contratiempo.

Síncopa.

La síncopa se produce cuando hacemos que un sonido comience en la parte débil de un compás o fracción y se prolonga sobre la parte o fracción fuerte del siguiente.

Con la síncopa, lo que realmente hacemos es realzar la parte débil y privar de su acento natural a la parte fuerte. Es decir, disociamos el acento métrico del acento rítmico. Puedes ver un ejemplo a continuación.

Con la F se señala la parte fuerte y con la D la débil.

Una síncopa está formada siempre por dos elementos: El ataque y la resolución. Continuando con el ejemplo anterior, la primera figura ligada sería la nota de ataque de la síncopa y la segunda figura ligada sería su resolución.

Con la letra A señalamos la nota de ataque y con la letra R la de resolución.

También se puede dar el caso de que puedan ir varias síncopas seguidas. Es lo que se conoce como ritmo sincopado o síncopa repetida:

Contratiempo.

Las notas a contratiempo son aquellas notas que van precedidas por un silencio. Es decir, el sonido no va a producirse en la parte fuerte del compás porque justo ahí tendremos un silencio. Esta nomenclatura se debe a que si la nota cae justo en la parte fuerte se dice que cae a tiempo, y si en la parte o fracción fuerte hay un silencio, entonces decimos que la nota cae a contratiempo. Puedes comprenderlo mejor observando el siguiente ejemplo, donde al principio hay notas a contratiempo con figuras de corcheas y luego en negras.

Como has podido observar con las explicaciones, tanto con la síncopa como con el contratiempo creamos un desplazamiento del acento regular, aunque utilizando dos métodos diferentes. Te resumimos las diferencias entre contratiempo y síncopa a continuación:

Se pueden crear síncopas o contratiempos con cualquier figura musical, independientemente de su duración. De esta manera, se obtendrán síncopas breves, síncopas largas, contratiempos largos, etc. Todo según la duración de las figuras musicales que se empleen. Además también se pueden mezclar diferentes figuras creando lo que conocemos como síncopas o contratiempos irregulares (regular=mismas figuras, irregulares=distintas figuras).

Si quieres ampliar información puedes consultar libros de teoría musical como el de Dionisio de Pedro, el de Sergio Mengod, o Eric Taylor.

Cris Rodriguez
Pianista profesional y profesora de conservatorio. Cofundadora de Maldito Piano. Cuando mi trabajo me dá tregua, me escapo a tocar por el mundo adelante para participar en proyectos alucinantes como el Jordan Rudess KeyFest o Rockin'1000. No sé vivir sin música,así que el tiempo que me queda se lo dedico a estos tutoriales.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

- Advertisment -

ENTRADAS POPULARES