InicioObras explicadasTe cuento una obra: El mito de Hero y Leandro por Franz...

Te cuento una obra: El mito de Hero y Leandro por Franz Liszt

Franz Liszt compuso su balada Nº2 Op 38 para piano entre 1853 y 1854. Liszt jamás habló de ningún tipo de referencia extra musical que marcara el camino de esta balada, por lo que debería de considerarse música pura. Sin embargo, el pianista chileno Claudio Arrau defendía que se trataba de una obra programática que narraba el mito de Hero y Leandro. ¿Quiénes eran estos dos jóvenes que protagonizaban este mito? Y lo que es más importante ¿puede narrarnos su historia esta balada?

La música programática es aquella que intenta evocar ideas o imágenes en la mente del oyente para representar una escena o contar una historia. Fue un tipo de música que tuvo gran popularidad en el periodo romántico. Recordemos que Liszt fue un pianista y compositor romántico, por lo que tendría sentido que se tratase de una obra programática.

Sin embargo, hoy no estamos aquí para analizar si Claudio Arrau tiene razón en la lectura que hace de esta balada, si no para disfrutar de su interpretación y para viajar entra el mito y la música.

El mito de Hero y Leandro

Hero era una sacerdotisa de Afrodita que vivía en una torre en la población de Sesto. Un día conoce a Leandro, un joven que vivía en una población separada de Sesto por un pequeño estrecho de mar. Ambos jóvenes se enamoran, pero sus padres no permiten esta relación y les prohíben estar juntos.

Los dos enamorados hacen un pacto. Por las noches, Hero encendería una lumbre en la torre para que Leandro pudiera cruzar el estrecho nadando y juntarse con su amada. Sin embargo, una noche de tormenta en la que Hero se quedó dormida esperando a Leandro, el viento apagó la lumbre y Leandro se perdió entre el oleaje. Al llegar el día, el cuerpo ahogado de Leandro llega a la costa y Hero se suicida tirándose de la torre.

La balada y el mito

Como hemos dicho, no hay un solo documento que acredite la intención programática de Liszt en esta obra, a pesar de su pasión por la literatura y la mitología. Sin embargo, una vez que conocemos el mito, resulta muy fácil seguirlo a través de la música de esta balada.

El primer motivo que escucharnos al empezar la obra, es muy fácil de identificar. Se trata de la travesía a nado por el mar, que Liszt crea con una escala cromática que se toca con la mano derecha. El mar que se percibe no es muy amenazante. Sin embargo, cuando volvemos a escuchar este mismo motivo, ya se percibe un mar más encrespado y peligroso, gracias a las octavas quebradas que Liszt introduce.

Si escuchas con atención, junto a este tema del mar, escucharás otro motivo, es el asociado a Leandro. En esta balada se representan 4 noches en las que Leandro nada para reunirse con Hero. Aunque el motivo del mar cambia bastante en la tercera y cuarta noche para representar la tormenta creciente que se cierne, resulta sencillo identificarlo al ir acompañado del motivo de Leandro.

Tras la primera vez que escuchamos el mar, suena un pasaje tranquilo, lleno de luz y paz, es el motivo de Hero que representa el tiempo que pasan juntos los dos enamorados. Las tres primeras noches se repite la estructura cruce del mar- estancia de los enamorados, la tercera noche con tormenta incluida.

Cuando escuchamos la travesía a nado por cuarta vez, podemos sentir como todo se complica. El sonido del «mar» nos sacude, mientras Leandro hace un esfuerzo desesperado por llegar a la orilla. Una calma repentina al final de este pasaje, nos indica que Leandro se ha ahogado.

Tras el mar, volvemos a escuchar el motivo de Hero, pero no de una manera tranquila y alegre, como las veces anteriores, si no que está lleno de dudas y angustia.

A continuación escuchamos un pasaje bastante largo que representa el momento en que Hero se da cuenta de la muerte de Leandro. El pasaje se inicia con un sonido que recuerda a campanas fúnebres, que se une al tema de Hero (que esta vez suena de manera casi incorpórea). Las escalas de la parte final del pasaje, dan una idea inequívoca de la muerte.

Finalmente, vuelve a sonar el motivo de Hero, esta vez de una manera diferente, pues ella está afrontando la muerte de su amado. Los últimos segundos de la balada suenan a despedida, quizás es Hero despidiéndose de Leandro…o quizás se esté despidiendo de su propia vida para unirse a él.

Agus Rodríguez
Agus Rodríguez
Creador de contenidos online y experto en marketing digital y RRSS. Cofundador de Maldito Piano. Amante del deporte y la buena comida. La música me ayuda a viajar cuando mi presupuesto no me lo permite.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

ENTRADAS POPULARES