InicioActualidadYamaha TransAcoustic, un piano acústico con las ventajas de lo digital.

Yamaha TransAcoustic, un piano acústico con las ventajas de lo digital.

Hace unas semanas entrevistamos a Juan Pérez Floristán. En medio de la charla nos dijo que tenía un piano TransAcoustic de Yamaha. Desde ese momento, muchos de vosotros nos habéis preguntado acerca de este innovador instrumento. Hoy vamos a desvelaros todo a cerca de la magia de Yamaha y sus modelos TransAcoustic.

¿Qué es un piano TransAcoustic?

Un piano TrasnAcoustic, o transacústico, es lo último en ingeniería musical dentro de la rama de los instrumentos híbridos. Se trata de un piano totalmente acústico, pero que nos permite utilizar en él lo mejor de la tecnología y lo digital. Todo esto sin utilizar altavoces ni cables. Es más, podemos incluso regular su volumen sin tener que utilizar auriculares.

¿En qué se basa?

Lo primero que hay que tener claro es que lo que tenemos delante es un piano de verdad. Un piano acústico, con sus cuerdas, su mecanismo, su tabla armónica y todos los demás elementos. La particularidad es que se añade un componente electrónico y digital que nos permite utilizar las ventajas de los pianos eléctricos y del sistema Silent en nuestro piano. Bueno, en realidad va más allá del Silent, porque en el TransAcoustic podemos regular el volumen del piano sin necesidad de utilizar auriculares. Tampoco necesita altavoces como los pianos eléctricos porque para sonar tanto la parte acústica como la digital, utiliza la propia tabla armónica del piano. Al fin y al cabo, la tabla armónica no deja de ser el altavoz natural del piano.

¿Cómo lo consiguen?

Para que la parte digital suene también por la tabla armónica del piano y podamos utilizar otras funciones como la de regular el volumen, se instalan una serie de transductores junto a la tabla armónica. Un transductor es un amplificador de señales eléctricas. Gracias a ellos, se hace llegar la vibración del sonido digital a la tabla armónica del piano. La tabla armónica amplifica esa vibración y lo convierte en sonido, tal y como sucede con el sonido acústico de cualquier piano.

Imagen de los transductores cedida por Yamaha Pianos.

Los transductores se sitúan junto a la tabla armónica y no en ella o sobre ella. Esto es un detalle importante, ya que al ser pesados, si se colocasen en/sobre ella, se verían afectados en su funcionamiento y su comportamiento. Por eso, Yamaha los diseña específicamente para trabajar con la tabla armónica pero sin dañarla.

¿Qué ventajas tiene?

Más allá de la explicación técnica, para los pianistas que lo hemos probado es prácticamente magia. La incorporación de elementos electrónicos a un piano acústico, permite disfrutar de todas las características de un acústico, con una serie de ventajas añadidas. Estas son las que más nos gustan.

  • Permite regular el volumen (sin renunciar al sonido acústico)
  • Entrada para auriculares
  • Conexión a tablet o móvil. Puedes reproducir cualquier tema de tu tablet, utilizando el transacústico como altavoz. Además, permite tocar a la vez que reproduce un tema, algo que viene muy bien para practicar piezas de solista y orquesta, composiciones para conjuntos, etc.
  • Como todo piano acústico, necesita afinaciones periódicas, pero, si en un momento dado, no está bien afinado, siempre puedes recurrir al sonido digital, que sonará igualmente por la tabla armónica.
  • Permite que cambies el sonido del piano, como si de uno electrónico se tratase.
  • Puedes grabarte mientras tocas y escucharte en el dispositivo que quieras o en el propio piano.
  • Puede utilizarse con controladores MIDI de cualquier tipo.
Cris Rodriguez
Pianista profesional y profesora de conservatorio. Cofundadora de Maldito Piano. Cuando mi trabajo me dá tregua, me escapo a tocar por el mundo adelante para participar en proyectos alucinantes como el Jordan Rudess KeyFest o Rockin'1000. No sé vivir sin música,así que el tiempo que me queda se lo dedico a estos tutoriales.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

ENTRADAS POPULARES