Cuatro de los mejores pianistas chinos actúan juntos en París. ¿El futuro del piano pasa por China?

Existen muchos países que han sido cuna de grandes pianistas: Argentina, Estados Unidos, Polonia… Sin embargo, debido al peso que siempre ha tenido la música en ciertas sociedades, algunos países han sido especialmente pródigos a la hora de engendrar pianistas y compositores como Austria, Rusia, Italia, etc

Actualmente Japón y China se han convertido en dos bastos vergeles pianísticos, pero ¿puede convertirse China en la nueva potencia mundial del piano? La profesora Zhu Xiao Mei, organizadora del gran evento pianístico que tendrá lugar en París, no tiene dudas al respecto.

China, la fuerza del número.

Unos 65 millones de chinos están recibiendo formación pianística a día de hoy, de los que se calcula que unos 10 millones llegarán, casi total seguridad, a ser auténticos profesionales de las teclas.
Al parecer, esto se debe a Lang Lang, un auténtico ídolo de masas en China. Lang Lang no es solo un ejemplo a seguir, él mismo creó su propia fundación para potenciar las carreras de nuevos pianistas emergentes. Además, siguiendo sus acciones, otros pianistas y profesores comenzaron a apostar por el futuro de las jóvenes promesas chinas del piano.

Aunque no sea lo mismo, podemos hacernos una idea de lo que esto supone fijándonos en el deporte. Los chinos destacarán en el piano por los mismos motivos que los estadounidenses destacan en el baloncesto. Cuanta más gente se dedique a algo, más probabilidades hay de que surjan figuras especialmente buena. Por otro lado, un mayor número de gente practicando una actividad provoca una mayor especialización, mejores escuelas, más competitividad etc.

Otro factor a tener en cuenta es el político. Hace un tiempo que el gobierno chino ha apostado por el piano, esto garantiza un flujo constante de activos que garantiza los mejores medios, profesorado, etc.

Los nuevos «mecenas» chinos.

Como ya hemos dicho antes, varios maestros y profesores chinos de piano se están centrando en apostar por las nuevas promesas.

Una de estas profesionales que decidieron dedicar su tiempo a ayudar a jóvenes talentos es la propia Zhu Xiao Mei que, aunque es china, está afincada en París, Allí fundó el año pasado, junto con la famosa firma de moda Cartier, la Académie France-Chine. Su principal objetivo es traer a Europa todos esos pianistas que comienzan a despuntar en China.

Precisamente, ése es el motivo de que cuatro pianistas chinos toquen el 25 de mayo en el teatro de los conocidos Campos Elíseos. Será la primera vez que estos cuatro pianistas actúen juntos. El repertorio elegido incluye obras de Chopin, Schumann, Skriabin, Liszt y Messiaen.

El presidente de Cartier opina que se trata de:«reunir una comunidad de jóvenes pianistas internacionales, singulares y con talento, unidos por el ánimo de una investigación similar de su propia verdad musical«. No obstante, hay quienes opinan de que, sin duda, esta iniciativa también ayudará a la conocida firma parisina en su promoción y notoriedad en el principal mercado del lujo que hay en la actualidad. Al final, va a ser cierto eso de que business es business, y que nadie da gato por liebre.

4 superpianistas venidos de la lejana China

¿Realmente es para tanto lo que se dice de estos 4 pianistas chinos o es más una estrategia de marketing? Lo cierto es que si los analizamos uno a uno, nos encontramos con cuatro carreras alucinantes.

Sa Chen. Nació en 1979. Comenzó a tocar el piano con 9 años y a sus 15 se hizo con el primer permio de la Competición Internacional China de Piano. Tras tocar como solista con importantes orquestas como la London Philharmonic o la de San Francisco, actualmente ofrece MasterClass por todo el mundo, al mismo tiempo que sigue en activo como concertista.

Yunjie Chen. Nació en 1985. Un auténtico niño prodigio que a los 12 años ganó la misma competición que Sa Chen. Su formación se culminó en Estados Unidos, donde siguió acumulando primeros premios, y desde 2011 es profesor en el Conservatorio de Pekín.

Xue Hong Chen. Nació en 1999. A pesar de su corta edad, ya acumula muchos premios y colaboraciones con las más prestigiosas orquestas (Moscú, Ucrania…). En la actualidad es una cara muy vista en los principales festivales internacionales de piano.

Cheng Zhang. De 1989, su formación pianística se forjó entre China, Texas y Berlín, la ciudad donde reside actualmente. Se dio a conocer especialmente cuando ganó el concurso Clara Haskil (2011). En su corta trayectoria ya ha colaborado con diversas orquestas sinfónicas y ha participado en los festivales de piano de Suiza, Alemania, Francia, Italia y Estados Unidos.

Parece que el Made in China promete convertirse en algo más que una etiqueta de los juguetes. ¿Qué opinas al respecto?

Valora este post

Deja tu comentario