fbpx
Inicio Actualidad Limpia y desinfecta tu piano sin que sufra ningún daño.

Limpia y desinfecta tu piano sin que sufra ningún daño.

Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, la limpieza del piano es una parte fundamental para su mantenimiento. Con la llegada del covid-19, mucha gente nos ha escrito, preguntándonos por la limpieza del piano para evitar contagios, pero hay que dejar una cosa clara: limpieza y desinfección no son lo mismo.

Por eso, en este post, queremos centrarnos en las diferencias entre los dos procesos y en cómo hacerlo de manera correcta.

Diferencia entre limpiar y desinfectar.

Cuando hablamos de limpieza nos referimos a un proceso de eliminación de suciedad e impurezas de cualquier superficie. En este caso, no matas los gérmenes, virus y bacterias de la superficie que estás limpiando. Es cierto que te llevarás una buena parte de estos microorganismos en el proceso de limpieza, pero no los eliminarás por completo.

En cambio, cuando desinfectas, matas todos los gérmenes, bacterias y microorganismos que se encuentren en la zona que estás limpiando.

Para prevenir el coronavirus, es necesaria la desinfección. El virus puede permanecer vivo en nuestro piano entre 3 y 5 días, según la superficie (tecla, mueble, pedal o cuerda). Por eso, siempre será necesario desinfectar el piano después de tocar si hay más personas que lo vayan a tocar. Si simplemente al terminar de tocar bajas la tapa, o la dejas abierta para que se aireen las teclas y te vas, cuando vuelvas al día siguiente, el virus estará ahí y podrás contagiarte.

Se recomienda siempre limpiar después de desinfectar. Puedes ampliar información y recomendaciones oficiales en la web del Centers for Disease Control and Prevention, donde también verás explicaciones muy concretas para realizar en tu hogar. El proceso puede parecer un poco largo, pero al final es una rutina que por nuestra propia seguridad, debemos aprender a realizar y que, como todo, cuando te acostumbres la harás con soltura y en poco tiempo.

Cuándo limpiar y desinfectar tu piano.

Ahora se habla mucho de la necesidad de limpiar y desinfectarlo todo, pero mantener tu instrumento limpio ya era importante antes de que apareciera la pandemia.

Si no limpias tu piano, las teclas se pueden decolorar, pueden acabar pringosas al tacto y acumularán polvo y todo tipo de microorganismos. El peligro no está solo en el teclado, entre las tapas del piano hay pequeños huecos y ranuras (especialmente en los verticales) por las que se cuela mucho polvo e incluso pequeños insectos.

La acumulación de polvo provoca varios problemas, tanto en el lado externo como en el interior. En el exterior, el polvo acumulado puede provocar que se ralle la superficie del piano. En el interior, puede afectar al mecanismo, ya que fundamentalmente son piezas de madera que actúan a modo de engranaje. Si dejas que se acumule el polvo, se acabará estropeando.

En el caso de los pianos eléctricos, el polvo puede acabar dañando los altavoces superiores, los componentes electrónicos, los puertos de entradas y salidas del instrumento y también la placa o sensores que están debajo de las teclas.

A todo esto hemos de sumar el problema del coronavirus si el piano lo utiliza más de una persona. Las teclas del piano, como toda superficie, podría ser una fuente de contagio.

Además, entrarían en juego otros cuidados que tratamos en este post, como vigilar el nivel de humedad al que está expuesto el piano, evitar cambios de temperatura bruscos, corrientes de aire… Y que las afinaciones (en caso de ser piano acústico) las realice siempre un profesional cualificado, al menos una o dos veces al año.

En cuanto a la frecuencia de la limpieza, todos deberíamos limpiar el polvo del mueble exterior de nuestro piano al menos una vez a la semana. Es muy fácil saber cuándo limpiarlo. Igual que con los muebles de tu habitación o salón, si le ves una capa de polvo, ¡límpialo!. Utiliza un paño seco o ,si utilizas algún producto, asegúrate de que sea especial para el mueble del piano.

Para las teclas, dependerá del tiempo y la frecuencia con las que toques. Puede ser entre una vez a la semana o una vez al mes. Ya por el simple tacto lo sabes.

Cada dos meses, es recomendable una limpieza más exhaustiva en la que limpies el piano a fondo, incluso abriéndolo.

En cuanto a la desinfección en estos tipos de Covid-19 es muy sencillo. Debes de desinfectar el piano siempre que alguien lo use y luego lo vaya a utilizar una persona diferente. Recuerda utilizar productos desinfectantes que no dañen el instrumento, seguido de una limpieza, para eliminar posibles residuos de esos productos.

Proceso de desinfección y limpieza.

Como ya hemos dicho, los productos desinfectantes dejan restos y no deben utilizarse sobre superficies sucias. Por eso, es necesaria la limpieza para una buena desinfección. Si lo único que te interesa es el proceso de limpieza (sin desinfección), te aconsejamos este vídeo donde explicamos el proceso en profundidad. Para una buena desinfección y limpieza, sigue estos pasos.

Paso 1: Lávate las manos (gel hidroalcoholico o agua y jabón), y ponte guantes.

Paso 2: Limpiar el polvo del mueble con un paño seco, para evitar que se pueda rallar el instrumento. Puedes adquirir uno de los paños específicos para piano mejor valorados aquí.

Paso 3: Limpiarlo con productos limpiadores específicos para el instrumento y teniendo en cuenta el tipo de acabado (por ejemplo, no se utiliza el mismo producto para un piano con acabado mate que con acabado brillo). Entre los más valorados del mercado, están el One y Key One.

Paso 4: Desinféctalo siguiendo las indicaciones y los productos recomendados por profesionales. Descarga las pautas estrictas aquí. Pero básicamente consiste en aplicar un poco de producto en un paño y frotar tecla a tecla. Asegúrate de que sea poca cantidad. Luego, puedes volver a pasarlo por una parte seca del paño, para evitar posibles excesos.

Paso 5: Como algunos desinfectantes dejan residuos, debes repetir el proceso de limpieza pero esta vez centrándote más en las teclas. Uno de los limpiadores de teclas mejor valorados del mercado es el Key One, de MusicNomad.

Es importante que utilices los productos limpiadores antes y después de la desinfección. Pero después de ella es aún más importante, ya que como hemos dicho, algunos desinfectantes, incluso siendo específicos para teclados de piano, pueden dejar residuos, o a veces, por aplicar líquido en excesivas cantidades o de una forma mala, también debemos eliminar el que queda en las teclas.

También debes recordar desechar esos guantes y volver a lavarte las manos cuando finalices todo el proceso.

Para más detalles, consulta las pautas que han estipulado la NFHS (Federación Nacional de Asociaciones Estatales de Escuelas Secundarias), NAfME y la Fundación NAMM, para el manejo de instrumentos musicales durante la pandemia (todo bajo indicaciones del CDC). Puedes consultarlas aquí o descargar su pdf en inglés.

Cris Rodriguez
Pianista profesional y profesora de conservatorio. Cofundadora de Maldito Piano. Cuando mi trabajo me dá tregua, me escapo a tocar por el mundo adelante para participar en proyectos alucinantes como el Jordan Rudess KeyFest o Rockin'1000. No sé vivir sin música,así que el tiempo que me queda se lo dedico a estos tutoriales.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

- Advertisment -

ENTRADAS POPULARES

Adornos musicales: qué son y tipos principales.

Los adornos musicales son sonidos o grupos de sonidos que, aunque no forman parte de la estructura básica musical, se añaden a...

Trabaja las notas dobles y la independencia de los dedos 4 y 5.

Hoy te traemos 3 ejercicios de técnica pianística que se centran en la práctica de las notas dobles, pero al mismo tiempo...

1º Concurso Internacional de Piano «Centro Franz Liszt»

El Centro Franz Liszt convoca su primer concurso de piano que tendrá lugar entre el 11 y el 15 de enero de...

Un piano en el quirófano para operar un tumor.

El pasado 16 de Noviembre, un equipo de 16 médicos operaban a un niño de un doble tumor en la médula espinal....