fbpx
Inicio Actualidad Un Bösendorfer como lienzo para Takashi Murakami

Un Bösendorfer como lienzo para Takashi Murakami

Desde hace unos años, se viene reforzando cada vez más la concepción del piano como elemento artístico. Y no hablamos del acto de tocar el piano, que siempre ha sido un arte, si no del propio piano como objeto. Cada vez se ven más colaboraciones entre fabricantes de piano y artistas plásticos, arquitectos, diseñadores, etc. En este caso, ha sido la mítica marca Bösendorfer quien se ha unido al artista contemporáneo japonés Takashi Murakami.

Esta colaboración viene dada por un pedido puntual para el rapero, cantante y actor canadiense, Drake.

Los pianos de cola siempre se han considerado un elemento decorativo de glamour dentro de las mansiones y grandes viviendas. Un piano de cola presidiendo una estancia, se considera un símbolo de estatus, no importa si sus dueños saben tocarlo o no. Esta idea se ha reforzado más en los últimos años, cuando los grandes fabricantes empezaron a vender ediciones limitadas o diseños puntuales como obras artísticas en si mismas.

El rapero Drake se ha construido una nueva casa (por casa, entiéndase mansión) y en ella no podía faltar un piano. Drake encargó al famoso diseñador Ferris Rafauli la decoración de su mansión. Fue Rafauli quien se alió con Takashi Murakami para este proyecto.

El piano elegido como lienzo por Murakami fue el Bösendorfer 280VC Concert Grand. Sobre él, el artista proyectaría sus diseños con su estilo plano, sus colores brillantes y sus influencias de la cultura cómica japonesa.

El piano resultante no dejará a nadie indiferente, o te encanta o te parece horrible (en Maldito Piano tenemos las dos opiniones). El foco principal reside en la parte interior de la tapa de la cola, que presenta un montón de calaveras de diferentes colores, formando un telón de fondo un tanto amenazante. Estas calaveras continúan por las patas del piano, que van reduciendo su tamaño según se acercan al pie.

Otro punto diferenciador son las teclas negras, que en este piano son teclas de colores. Estas teclas siguen la gama cromática de las calaveras de la tapa, siguiendo un mismo patrón cada tres octavas.

En la parte frontal del piano, se puede ver la firma del diseñador, al lado de la marca del fabricante.

Bösendorfer ha creado tres modelos con este diseño, uno está en la mansión de Drake. Se desconoce el paradero de los otros dos.

Agus Rodríguez
Creador de contenidos online y experto en marketing digital y RRSS. Cofundador de Maldito Piano. Amante del deporte y la buena comida. La música me ayuda a viajar cuando mi presupuesto no me lo permite.

Dejar respuesta

Deja tu mensaje
Por favor, escribe tu nombre

- Advertisment -

ENTRADAS POPULARES

24 Premio Infantil de Santa Cecilia – Premio Hazen.

El 1 de noviembre de 2020 termina el plazo de inscripción para poder participar en uno de los concursos de piano españoles...

Análisis de la utilidad de los estudios y ejercicios técnicos en el aprendizaje pianístico.

Recientemente publicamos un artículo explicando nuestro método de estudio para piano. Para progresar como pianistas es necesario seguir una rutina de estudio...

Arabescos: Estudio Op. 100 nº 2 de Burgmüller.

Hoy te traemos uno de los estudios para piano más famosos de la historia. Los Arabescos, de Franz Burgmüller (Estudio Op. 100...

América para todos: el 1º concurso latinoamericano de piano

Debido a la epidemia del Covid-19, hemos tenido que cambiar los escenarios por las pantallas y lo presencial por lo online. En...